A 45 años de la muerte de Eugenio Garza Sada Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

A 45 años de la muerte de Eugenio Garza Sada

Garza Sada es uno de los empresarios más recordados de nuestro país.

El empresario se dirigía a su oficina cuando fue asesinado en un intento de secuestro. | ESPECIAL

MONTERREY.- Eugenio Garza Sada nació el 11 de enero de 1892 y murió el 17 de septiembre de 1973, cuando en un intento de secuestro fue asesinado antes de llegar a su oficina.

Garza Sada es uno de los empresarios más recordados de nuestro país, inclusive, una de las principales vialidades de Monterrey lleva su nombre, y es que parte de su legado está en compañías que hoy tienen ventas millonarias.

Una célula de la Liga Comunista 23 de Septiembre intentó secuestrarlo, pero fallaron y él murió al resistirse.

El asesinato ocurrió en el cruce de las calles de Luis Quintanar y Julián Villagrán, de la colonia Bella Vista, en Monterrey. Don Eugenio viajaba en un auto Galaxie negro de dos puertas modelo 1968. De hecho, tenía poco tiempo que el empresario había dejado de manejar su auto. Entonces tenía 81 años.

En esa intersección, dos hombres, pistola en mano, intentaron sacar del Galaxie a Garza Sada.

Bernardo Chapa, chofer del empresario, los enfrentó en el acto, los hirió con su arma y murieron ahí.

Otros dos atacantes, de los seis que intentaron secuestrar a Garza Sada, se enfrentaron con Chapa, que se cayó herido de muerte.

Uno de los guerrilleros identificado como Edmundo Medina mató a quemarropa a Modesto Hernández, ayudante del fundador del Tec de Monterrey. A costa de su vida, Chapa hizo todo por proteger a Garza Sada, llevándolo hasta debajo del tablero. El chofer y el propio don Eugenio repelieron el ataque guerrillero sin éxito.

En la escena del crimen, además de Garza Sada y sus trabajadores, quedaron muertos dos integrantes de la Liga 23 de Septiembre, grupo guerrillero que entonces llevaba poco tiempo de haberse configurado, ya que se había fundado en marzo de 1973.

Al día siguiente del asesinato se le hizo un homenaje de cuerpo presente en la sala mayor, en el edificio de rectoría del Tecnológico de Monterrey.

A don Eugenio Garza Sada se le hizo una misa de cuerpo presente en el templo de la Purísima de ahí y después de 45 minutos de procesión, el cortejo llegó hasta la cripta en del panteón El Carmen en la que fue sepultado el empresario.

ilp