Lanza Hacienda nuevo plan de reestructura para afectados por Covid-19  Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Lanza Hacienda nuevo plan de reestructura para afectados por Covid-19

Los clientes afectados por la pandemia puedan podrán reducir de manera inmediata, por lo menos, 25 por ciento el pago de sus mensualidades con el banco y ampliar 50 por ciento el plazo de liquidación de la deuda.

Lanza Hacienda nuevo plan de reestructura para afectados por Covid-19
| MILENIO DIGITAL

CIUDAD DE MÉXICO.- La Secretaría de Hacienda anunció un nuevo programa de apoyo para los acreditados que hayan visto afectados sus ingresos por la crisis provocada por covid-19 y esto les impida cumplir con sus compromisos de pago, a través de reestructuras que van desde reducir en 25 por ciento las mensualidades que venían realizando, alargar los plazos de crédito en 50 por ciento, y se busca que haya baja de tasas y quita de capital sobre la deuda.

A través de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), las autoridades financieras indicaron que se trata de una medida en la que las instituciones financieras deberán ajusten los esquemas de pago a la nueva realidad de las economías de los acreditados y sus familias.

Así, los clientes afectados por la pandemia puedan podrán reducir de manera inmediata, por lo menos, 25 por ciento el pago de sus mensualidades con el banco y ampliar 50 por ciento el plazo de liquidación de la deuda.

De ser el caso, los clientes podrán negociar quitas de capital con las instituciones de crédito, es decir convenio entre el prestamista y quien lo recibe, a través del cual el deudor se compromete a pagar un porcentaje de su deuda y el acreedor, a renunciar sobre el resto del capital que prestó; sin embargo, esta medida no contempla la consolidación de deudas.

“Estamos buscando que dichas reestructuras cuenten con una disminución de tasas de interés, ampliaciones de los plazos de los créditos, con relación a lo que se tiene previsto.... Todas estas reestructuras se deben basar en una evaluación nueva de la capacidad de pago de los acreditados, los bancos tienen la obligación de tener sus expedientes de crédito completo y tienen que llevar acabo las evaluaciones de pago de sus acreditados”, dijo Juan Pablo Graf Noriega, presidente de la CNBV en videoconferencia.

Agregó que se trata de facilidades generales que establece la Comisión, pero no son de carácter obligatorio para que sean implementados por todas las instituciones crediticias y bancos, a pesar de que se les otorguen incentivos para que se apliquen, “esperamos que por los incentivos que estamos poniendo, haya reestructuras para los créditos que así lo necesiten”, expresó el funcionario.

En este sentido, Graf Noriega destacó que las nuevas medidas de reestructuras de créditos anunciadas atienden las problemáticas al mediano y largo plazo ante el impacto que seguirá generando la pandemia de covid-19, y que, si bien tendrán un efecto en la información enviada a las sociedades de información crediticia, la reestructura tendrá un tratamiento preferencial.

Por tanto, abundó, todos los créditos que se reestructuren en adelante y estén con pagos al corriente, no tendrán marca en la información del Buró de Crédito y Círculo de Crédito, mientras que quienes tengan no estaban al corriente en los pagos, tendrán una marca “más suave” derivada de la coyuntura del covid-19.

El titular de la CNBV explicó que este programa de reestructuras está dirigido tanto para los clientes que se unieron al programa de alivio por hasta seis meses, o para otros clientes que “pudieron estar bien al principio de la pandemia y no fueron parte de los criterios, pero tuvieron un deterioro en los meses recientes”, dijo.

El secretario de Hacienda, Arturo Herrera, agregó que “las reestructuras más simples no van a tener ningún tipo de marca, pero lo que sí se va a requerir es que se empiece, a través de un programa de pagos, donde el perfil de los pagos va a ser más suave que lo que era antes, se empiece a cubrir el servicio de la deuda de las empresas y las familias”,

Añadió que la idea de estas facilidades regulatorias es ir permitiendo que las reestructuras se hagan en los términos establecidos; en principio, aplican a todos los bancos y los acreditados, pues tienen derecho a solicitarlos.

De acuerdo con instituciones de información crediticia, las marcas en el buró que se aplicarán en caso de que se trate de reestructuras de esta índole serán las llamadas RA, es decir, una cuenta reestructurada sin quita por programa institucional o gubernamental, “al momento de la reestructura el crédito se reportaba como con pago al corriente”. Otra marca que también se utilizará para dicho fin es RV, o cuenta reestructurada sin pago menor, es decir, “la cuenta se reestructuró debido a que se modificó la situación a petición del cliente”.

La CNBV dijo que esto puede impactar de manera favorable hasta a 8 millones 622 mil 159 créditos, mismos que se apegaron a los Criterios Contables Especiales, lo que ha resultado en un alivio financiero para familias y empresas.

“Todos los créditos que se reestructuren en adelante y durante la pandemia se hayan mantenido puntuales en su pago y sean cartera vigente no tendrán marca en las sociedades de información crediticia. Los créditos que estaban vigentes, pero no al corriente de sus pagos tendrán una marca que no es la tradicional de incumplimiento, si no una más suave derivada de la contingencia de covid-19”, precisó Graf Noriega.

Así la Secretaría de Hacienda anunció también nuevas medidas para incentivar y permitir tanto a bancos y otros intermediarios financieros reestructurar los créditos de los clientes que lo soliciten, entre las que se encuentran el computar un monto menor de reservas específicas cuando se pacte una reestructura con el cliente; y reconocimiento de las reservas específicas que se liberen por la reestructura de un crédito como reservas adicionales.

También, podrán reconocer un mayor capital regulatorio al considerar las reservas adicionales como parte del capital complementario; y reducir prudentemente los requerimientos de capital por riesgo de crédito.

ard