Cinco lugares que tienes que visitar en México Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Cinco lugares que tienes que visitar en México

Enumeramos cinco lugares que deberás visitar si tienes plan de recorrer el país azteca, aunque hay muchísimos más.

La actividad turística es una de las más importantes de México, tanto, que es el tercer lugar a nivel mundial en recibir visitantes de todas partes del mundo, tal y como recoge un estudio elaborado por el especialista en jackpots online Betway. Nada más llegar es enamorarse con el color, la historia, la deliciosa gastronomía, sus tradiciones, los paisajes naturales y, lo más importante, su gente.

Nada más alejado de la realidad de lo que se ve en los medios de comunicación, México es también mucho más que la Riviera Maya. Por eso enumeramos cinco lugares que deberás visitar si tienes plan de recorrer el país azteca, aunque hay muchísimos más.

1. Teotihuacán

El lugar donde los hombres se vuelven dioses, un sitio que se debe visitar. A menos de 50 kms de la CDMX, la zona arqueológica de Teotihuacán continúa presentando muchos enigmas alrededor del pueblo que la construyó y en donde habitaron durante siglos.

A destacar está la enorme Pirámide del Sol, una de las más grandes del mundo, que también da la bienvenida a los miles de turistas que la visitan cada día. La Calzada de los Muertos y la Pirámide de la Luna completan este recorrido.

2. San Miguel de Allende

Ubicada en el estado de Guanajuato, esta ciudad realmente enamora a quien la visita, no por nada es hogar de muchos extranjeros retirados. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, San Miguel de Allende es como un lienzo lleno de colores, en el que es impresionante perderse por el centro histórico. Sus calles empedradas, la arquitectura colonial, los mercados de artesanías, las plazas e iglesias antiguas hacen de este lugar algo difícil de superar.

3. Chichén Itzá

Considerada una de las siete maravillas del mundo moderno, no puedes dejar de visitar esta ciudad mítica. Chichén Itzá es la ruina maya más famosa del mundo, ubicada en la península de Yucatán, recibiendo más de un millón de turistas al año.

Siempre será por medio de una visita guiada en donde descubrirás sus encantos y misterios, además de los paisajes espectaculares con la selva acariciando el impresionante azul del mar caribe. Puedes recorrer la zona central del yacimiento, que es el lugar donde se encuentran la Pirámide de Kukulkán o el increíble Juego de Pelota. Además, un poco más alejados se encuentran los edificios no principales, a los que algunos no llegan, por lo que visitarlos se vuelve en una experiencia más tranquila y, de cierto modo, más mística.

4. San Cristóbal de Las Casas

Dentro del muy bonito estado de Chiapas, al sur del país, San Cristóbal de las Casas es una ciudad llena de inspiración para los fotógrafos. Una de las favoritas de los turistas, sin duda. Está reconocido como Pueblo Mágico, en donde destacan sus edificios coloniales y todo el ambiente bohemio, cargado de sitios para relajarse mientras disfrutas de la vida.

Es otra ciudad con calles empedradas que se disfrutan, llenas de color, en donde tomar un café o chocolate se hace con cierto encanto. También poseen una gastronomía muy rica que, junto con los mercadillos, hacen de la experiencia culinaria algo realmente especial. Puedes escuchar música en la calle o ver una increíble puesta de sol en cualquiera de sus miradores. De aquí sale el tradicional recorrido al impresionante Cañón del Sumidero, otra de las maravillas de esta zona de México.

5. Palenque, una verdadera maravilla

Desde San Cristóbal de las Casas puedes viajar en autobús para llegar, sólo para superar cualquier expectativa.

La ciudad de Palenque es otro yacimiento arqueológico maya, más pequeño que Chichén Itzá o Calakmul, pero se encuentra dentro de la selva tropical y es uno de los mejores conservados.

Es por esto que Palenque se levanta como una de las ciudades más importantes para conocer de cerca toda esa cultura que ha despertado la curiosidad de los expertos, y de la que pocos tienen la certeza realmente de lo que sucedió. Eso sí, la magia que se siente en estos lugares es algo que jamás olvidarás.