Profeco informa los daños que genera el uso de envases se yogurt Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Profeco informa los daños que genera en la salud la reutilización de envases se yogurt

La Profeco ha señalado que por seguridad se debe prestar especial atención a los contenedores de los productos.

Una práctica común entre las familias mexicanas es el guarda comida en envases vacíos de yogurt o crema, sin embargo, actualmente la Profeco ha informado que este hecho podría no ser muy seguro para la salud de las personas.

Mediante la Revista del Consumidor del mes de Septiembre, la Profeco señaló que reutilizar los envases de plásticos o bolsas, podría no ser tan seguro. De acuerdo con la publicación, es importante considerar que los envases que contienen los productos, son de un solo uso.

Lo recomendable en el caso de los botes de plástico es conservar los alimentos en recipiente creado específicamente para ello, y dar otro uso a los recipientes de yogurt, probablemente para guardar objetos.

La Profeco señala que por seguridad, hay que poner atención a los contenedores de los productos, ya que cuando un recipiente tiene el símbolo de una copa y un tenedor juntos, entonces significa que el material del que está hecho el recipiente es apto para su uso en contacto directo con los alimentos.

La Procuraduría ha informado a su vez, que referente a las bolsas herméticas, dependerá de los alimentos que se guarden en ellas.

Por ejemplo, si se utilizó para guardar un sándwich, galletas o frutas, si podrá volver a usarse siempre y cuando sea lavada adecuadamente por fuera y por dentro.

Sin embargo, sugiere “no utilizar agua caliente” porque puede afectar el plástico y aumentar la posibilidad de que los productos químicos del plástico que pudieran contener (BPA) se propaguen a los alimentos.

Pero, cuando se ha guardado carne o pescado no es bueno reutilizar las bolsas, ya que se corre el riesgo de exponerse a una contaminación cruzada, es decir, a la transferencia de microorganismos como bacterias, virus y parásitos.

Lo mismo con los alimentos grasientos o que dejan residuos que no se pueden eliminar por completo.